IEM, los chips que se comen

La compañía farmacéutica suiza Novartis empezará probar sus medicamentos con sensores de retransmisión dentro de los próximos 18 meses, si obtiene la pertienente aprobación reguladora, según tienen previsto. En ese caso los pacientes ingerirán un chip que enviará información a un parche pegado a la piel y de ahí ésta pasaría a un dispositivo móvil, terminando en una base de datos para ser monitorizada. El programa de pruebas incluirá a pacientes con transplante de órganos. Los medicamentos que tomarán para evitar el rechazo de los órganos llevarán chips que reunirán información sobre las dosis y los horarios.

Según Reuters, la tecnología de los chips se compró a Proteus, la empresa de biomedicina de Redwood City por 24 millones de dólares.

“Los chips ingeribles de la startup se activan por el ácido estomacal y envían información a un parche que está adherido a la piel del paciente, y puede transmitir datos a un smartphone o mandarlos desde Internet a un médico”.

Proteus ofrece más detalles sobre la naturaleza de sus “ingestible event markers” o IEM, por sus siglas:

“Los IEM emiten una señal digital privada con muy poca potencia detectada por un

grabador microelectrónico configurado como si fuera una pequeña tirita o un pequeño dispositivo insertado en la piel. El detector, descifra y graba información de los tipos de medicamentos, las dosis, el lugar de fabricación y también mide e informa sobre parámetros parámetros fisiológicos como el ritmo cardíaco, la actividad y la frecuencia respiratoria. Los datos se pueden combinar a nivel de servidor con otros parámetros medidos a distancia como la presión sanguínea, el peso, los niveles de glucosa en la sangre y el feedback generado por los pacientes.”

Dado la gran cantidad de datos que se pueden reunir, el responsable global de desarrollo, Trevor Mundel dice que la compañía cree que llegará a cubrir muchos tipos de necesidades médicas.

Un posible obstáculo para la aprobación de esta tecnología es la privacidad, debido a la posible facilidad que pueden tener otras personas para leer la señal del paciente. Europa suele mostrarse más exigente con respecto a la aprobación de los dispositivos con riesgos de privacidad, por lo tanto la aprobación no es un hecho consumado. Si Europa lo aprueba, será más fácil que se extienda a otros mercados, com por ejemplos el de Estados Unidos, donde la investigación de todo tipo, y en concreto la rederida a la medicina, tienen una posición líder a lo largo del globo.

Fuente: Readwriteweb

Cómo utilizan las grandes compañías las redes sociales

La siguiente infografía muestra el uso que hacen de las redes sociales las 100 compañías más importantes del planeta. Las diferencias en la utilización de Facebook, Twitter, los blogs corporativos o los canales de YouTube, divididas en las regiones que constituyen los principales mercados.

El social media se ha convertido en un elemento indispensable en el mundo corporativo para realizar labores de promoción y difusión comercial, así como para mantener un contacto más directo con los clientes. En definitiva para lograr una comunicación más fluida.

Según se ve en el gráfico Twitter es la plataforma más utilizada, seguida por Facebook y YouTube. Los blogs corporativos registran un porcentaje de uso menor. Por regiones, no cabe duda de que Estados Unidos es quien lidera la clasificación a la hora de usar todas las redes sociales, aunque en la utilización de sólo una cualquiera de ellas gana Europa, que a su vez se ve superada por Asia en la anterior lista.

Fuente: Readwriteweb.es

Facebook agiliza la mensajería con su Social Inbox

Social Inbox, el nuevo servicio de mensajería de Facebook, se queda a medio camino entre el email y los mensajes directos. Aprovecha el mapa social del usuario y la multiplicidad de plataformas válidas para agilizar las conversaciones directas. No es un correo electrónico pero sí, habrá @Facebook.com.

Esta nueva función se les ocurrió al saber que para los más jóvenes el email es una herramienta de comunicación “demasiado formal” y demasiado lenta por el procedimiento que implica. Por otro lado, 350 millones de sus usuarios utilizan los mensajes directos de la red social, de los que destaca su privacidad. Y con un crecimiento cada vez mayor, por eso han planificado una nueva forma de plantear la comunicación privada que difiere del email, acallando los rumores al respecto de un correo electrónico de Facebook, aunque sí habrá dirección @Facebook.com.

El sistema de mensajería de Facebook rompe estas ataduras que lo hacen pesado eliminando las partes que han considerado que no son importantes, para dejarlo con tres funciones básicas que sirven para que quede por encima de un mensaje corto de texto: mensajería sin barreras, historial de conversación y buzón de entrada social. Cumple así con las características deseadas: informal, inmediato, personal, sencillo…

Social Inbox: menos anti spam y ¿más privacidad?

Una de esas características básicas, el buzón de entrada social, parte de la capacidad de Facebook para diferenciar entre los amigos del usuario y tiene como objetivo evitar el spam y el correo basura, “que es de muchos tipos”. Durante la presentación han insistido en la capacidad de control que alcanza el usuario en esta situación gracias a la implementación de su mapa social en el servicio.

Sin embargo, la privacidad de quienes usen este sistema y no estén en Facebook queda en entredicho. La compañía capturará “en cierto modo” los datos de quienes no tienen un perfil. ¿Querrá decir que se quedarán con los números de teléfono que reciben vía SMS y los correos electrónicos ajenos?

El grado de personalización crece con la posibilidad de los usuarios a escoger si quieren ser reconocidos por su nombre real o por su nombre de usuario en la red social. Después, como lleva años haciendo Gmail, los mensajes cruzados con una misma persona quedarán ordenados en modo conversación.

Pero, por otro lado, sí habrá publicidad de la compañía. El CEO ha querido relajarlo diciendo que será  muy al estilo Facebook, lo que para él significa “tremendamente diferente” al resto de anuncios.

Varios vehículos de funcionamiento

Social Inbox no se quedará como una funcionalidad interna de Facebook, ya que el objetivo de la compañía es llevarlo con el usuario a donde lo necesite. Una de las formas de conseguirlo es ampliando los canales de uso hacia otras plataformas como el email, el Chat (al estilo WhatsApp) y el SMS.

Para seleccionar uno u otro habrá un motor que ayudará a decidir cuál de las opciones tomar. Pero no ha aclarado si eso significará que se realizará de forma automática o con la participación del usuario.

A pesar de esta presentación tan mediática, el despliegue del servicio de mensajería de Facebook será paulatino y, al principio, sólo por invitación de otros usuarios.

Fuente: Readwriteweb.es