PayPal se escapa de la Red

EMPRESAS | Prepara su salto como medio común de pago

Pablo Romero | Nueva York

Actualizado sábado 03/12/2011 02:57 horas

Los planes de PayPal para los próximos años son ambiciosos: pretende conquistar los sistemas de pago en cualquier situación. Para la compañía ya no hay diferencia entre los pagos ‘online’ y ‘offline’ porque tanto comerciantes como consumidores están cada vez más y mejor conectados a la Red. “Queremos quitar la ‘e’ del término ‘e-comercio’, porque ya no tiene sentido”, afirma el vicepresidente europeo de la compañía, Renier Lemmings.

En otras palabras, con una cuenta de PayPal se podrá pagar con el móvil (gracias al sistema NFC), con una tarjeta, incluso sólo con el número de teléfono y el PIN de la propia cuenta. Y dentro de esa cuenta se puede seleccionar de dónde sacamos el dinero para pagar, como una cuenta corriente asociada, una tarjeta de crédito, o la propia cuenta de PayPal. Para el desarrollo de todo esto ha sido clave la adquisición de Zong, una compañía especializada en pago por móviles. De hecho, el ex director de Zong, David Marcus, es ahora el vicepresidente de PayPal para móviles.

Lo cierto es que la generalización de los teléfonos inteligentes en mercados como el estadounidense o el europeo hacen más fácileste salto para la compañía. Antes del verano y sólo en los cinco principales países de la UE (Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido) había más de 91 millones de usuarios de ‘smartphones’, un 46% más que el año anterior. Y las cifras siguen aumentando. “Estamos bien situados para ofrecer cualquier alternativa de pago en todo el mundo”, asegura Lemmings.

Por si fuera poco, la compañía está preparada para atraer a aquellos usuarios que no poseen un dispositivo móvil avanzado y cuenta una tarjeta para poder pagar contra la cuenta de PayPal. Llegará a Europa en los próximos meses, y tendrá el mismo formato que una tarjeta de débito común: llevará un ‘chip’ y requerirá de un número secreto.

Ahora, la filial de eBay busca cerrar acuerdos con vendedores, grandes y pequeños, para extender su amplio abanico de formas de pago. Cuenta ya con programas pilotos en algunas compañías en Europa, como por ejemplo las salas de cine Pathé en Holanda, y otros tendrán lugar en los próximos meses, como en la cadena de comida Pizza Express en el Reino Unido. De momento no hay anunciado ninguna experiencia piloto en España. John Lunn, director de innovación para Europa, explica que para adaptar el sistema de pago a las terminales de tarjetas que ya poseen los comercios sólo es necesaria una actualización de ‘software’.

PayPal puede erigirse en un serio competidor para sistemas de pago como las tarjetas (Visa, MasterCard, etc.) fuera de Internet, e incluso podría suponer una amenaza para los sistemas propios de pago de las grandes cadenas de distribución. No parte precisamente de cero: tiene más de 103 millones de cuentas activas en 190 países (de hecho, presume de ser el mayor banco europeo por número de clientes) y sólo en el tercer trimestre de este año realizó pagos por valor de 29.300 millones de dólares, un 31% más que el pasado año.

El ‘secreto’ reside en la combinación de dos factores clave: la seguridad en las transacciones -debido básicamente a que los datos de los clientes no llegan al vendedor, sólo el dinero- y la versatilidad del sistema, ya que para los comerciantes es relativamente fácil asociarse con PayPal. “Cobramos comisiones por transacción inferiores a las que cobran otros servicios de pago”, comenta una portavoz de la compañía.

Demostraciones ‘en la calle’

¿Qué es lo que se podrá hacer con una cuenta PayPal? Para realizar demostraciones y ‘convencer’ a los vendedores de los beneficios de este sistema de pago, la compañía ha salido de Internet a la calle, literalmente. Acaba de inaugurar un curioso local en pleno corazón del barrio de Tribeca en Nueva York en donde se realizan demostraciones a comerciantes de las nuevas posibilidades de este sistema de pago, más allá del entorno de Internet exclusivamente. Estará abierta hasta marzo de 2012 pero sólo para vendedores, no para el público en general.

Estas demostraciones resumen las posibilidades que ofrece la compañía para comprar en la vida cotidiana, y se muestran cinco ‘situaciones’

Situación número uno: aparece en televisión un anuncio de un producto que se quiere adquirir. La aplicación PayPal indica dónde se puede comprar, tanto en la Red como en las tiendas más cercanas, y dónde están las mejores ofertas. Se realiza el pago a través de la aplicación -puedo elegir entre abonar el precio de golpe o en tres meses sin intereses- y días más tarde llega a casa (algo que depende del vendedor).

Situación número dos: pasamos por delante de nuestra cafetería favorita. La aplicación de PayPal avisa: hay un descuento para tomar un café ahora. Se puede encargar pagar en el momento, para que tan solo haya que ir a recogerlo. El sistema da varias opciones para abonarlo, siempre que el local dé soporte; puede pagarse mediante el móvil gracias a la tecnología NFC, o mediante la tarjeta PayPal. Incluso si no tenemos el móvil a mano, se puede introducir mi número de teléfono y el PIN de mi cuenta en el datáfono, cuyo ‘software’ puede ser actualizado por PayPal para soportar esta nueva forma de pago.

Situación número tres: queremos comprar un producto pero necesitamos saber si hay ofertas asociadas, así que lo introducimos en la aplicación de PayPal como parte de una lista (wishlist). En cuando el sistema detecta una oferta, avisa. Nos gustaría además ir a la tienda para comprobar el producto físicamente. Cuando lo encontramos, para asegurarnos de que es realmente el producto que buscábamos y que tiene el descuento, sacamos una foto con el teléfono a su código de barras. Si es el producto que buscamos y queremos comprarlo, se puede pagar incluso directamente desde la aplicación.

Situación número cuatro: en un supermercado, uno puede realizar la lista de la compra en la aplicación, y ésta podrá informar de qué productos cuentan con ofertas especiales, además de comparar unos productos con otros. También existe la posibilidad de pagar directamente la compra, de modo que sólo habría que escanearlos para hacer la compra. ¿Tienen las colas en las cajas los días contados?

Situación número cinco: nos vamos de tiendas. Muchos escaparates ya cuentan con códigos QR en sus escaparates. Si uno es cliente habitual del establecimiento y éste cuenta con los datos necesarios (en el caso de una tienda de moda, información como tallas de ropa y calzado) la aplicación de PayPal da la opción de poder reservar un producto durante 24 horas, como una ventaja fruto de la fidelización del cliente.

En todos los casos, se puede cambiar el modo de pago a través de la cuenta, así como las condiciones (al contado o en tres meses sin intereses) una vez comprado el producto, en un plazo que puede variar entre tres días y un mes, depende del acuerdo que tenga el vendedor con PayPal.

Fuente: elmundo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s