Minientrada

Nikola Tesla es una de las figuras más influyentes en la historia de la ciencia y la tecnología. Te contamos su historia y por qué fue condenado al ostracismo tanto en vida como después de fallecer.

Smiljan es un pequeño pueblo compuesto por varias aldeas entre las montañas de la región de Lika, en Croacia. Apenas sobrepasa los 400 habitantes. Un pueblo diminuto de un país que no se encuentra entre los primeros puestos de ningún ranking no tiene nada, a priori, que le haga tener un hueco reservado en la Historia. Pero Smiljan sí. Allí fue donde hace más de ciento cincuenta años nació, cuando todavía formaba parte del Imperio Austríaco, Nikola Tesla, el hombre que cambiaría el mundo para siempre.

“Si te curas, te enviaré a la mejor escuela de ingeniería”

Cuando tenía 17 años, Tesla fue infectado por el cólera. Estuvo cerca de no recuperarse, pero finalmente se curó. Poco antes su padre le prometió que, de conseguirlo, le enviaría a una gran escuela de ingeniería, justo como él quería. Así que previo paso por el ejército, ingresó en la Universidad Politécnica de Graz, en Austria.

Allí comenzó a germinar la idea que marcaría su vida: idear una forma para que la energía gratuita llegase a todo el mundo. Más adelante daría el salto desde Graz hasta Viena, donde trabajó en la Compañía Nacional Telefónica en 1881, para acabar su periplo europeo en Francia, ya que en París encontró un nuevo trabajo en la Compañía Edison. Desde la capital francesa emprendió su viaje transoceánico hasta Nueva York en 1884. Allí, el mismo año en que llegó también desde París la Estatua de la Libertad, Tesla acudió directamente a las oficinas de alguien que marcaría el resto de su vida: Thomas Alva Edison. Para él iba dirigida una carta de recomendación de Charles Batchelor, su último jefe en Europa:

Conozco a dos grandes hombres, y usted es uno de ellos. El otro es el joven portador de esta carta.

Y Edison le contrató ese mismo día. Pero entre ambos existían diferencias que fueron acrecentándose con el paso del tiempo. Diferencias que comenzaron en la forma de ver el resultado y la orientación de su trabajo.

La guerra de las corrientes

Tesla y Edison. [Do You Remember?](http://doyouremember.com/shocking-battle-edison-tesla/).

Edison era defensor y primer introductor de la corriente continua, y con ella logró su primera cartera de clientes en la Nueva York de principios de la década de 1880, con pequeñas centrales eléctricas para llevar energía a apenas un centenar de clientes en la ciudad que utilizaban este sistema.

Sigue leyendo

Nikola Tesla, el hombre que cambió el mundo pero fue condenado al ostracismo

Minientrada

Las cámaras ya no sólo vigilan al jugador: así es la tecnología que evita el gol fantasma

Goal control 4D

3 años buscando acabar con el gol fantasma

Desde 2011 lleva la FIFA detrás de un sistema que evite los llamados goles fantasma. Tras una partida de 10 empresas con tecnologías de lo más variadas, finalmente se decidió que la del ojo de halcón basadas en cámaras fuera la escogida, desechando las opciones que incluían sensores o balones modificados.

Tras pruebas que han incluido casi 2.500 simulaciones de situaciones posibles para que ocurra un gol fantasma bajo diferentes circunstancia, desde jugadores implicados a posición del balón o condiciones meteorológicas, el sistema ha comenzado a aplicarse de forma general y oficial en el Mundial de Brasil.

gol fantasma

El sistema Goal-Control 4D, al contrario de lo que pudiera parecer en esta era de los sensores, no aplica dicha tecnología para el seguimiento del balón de fútbol. No hay sensores de presencia dentro de la portería ni se usan balones inteligentes como el propuesto por Adidas. En este sistema la clave la tienen las cámaras de vídeo y la capacidad de procesamiento.

7 cámaras por área que todo lo ven

Así que ahora, los jugadores ya no son los únicos que quedan bajo la atenta mirada de las cámaras en un estadio. Si prestas mucha atención puede que, en los estadios del Mundial de Brasil, puedas ver14 cámaras colocadas en algo en diferentes zonas, la mitad destinada a espiar lo que ocurre en cada área del campo.

goalcontrol_camera

Las siete cámaras que vigilan cada área pequeña mantiene al balón siempre enfocado una vez que éste entra en su zona de acción, cubriendo todos los ángulos. Las cámaras se colocan dos a dos para tener información en tiempo real de la posición del balón. La grabación se realiza a 500 frames por segundo, generando datos por valor de 4.5 GB por segundo.

Toda esa información es enviada a una unidad de proceso vía fibra óptica. Allí, en tiempo real se analiza cada imagen de forma individual y se identifica el balón. El resto de elementos de la imagen, desde jugadores a líneas de campo, se filtran para que la siguiente fase del proceso solo tenga al balón como dato de entrada.

El siguiente paso, también en tiempo real, es determinar la posición en cada instante del balón así como su velocidad. Se realiza mediante triangulación de las imágenes de las cámaras y basta con dos de ellas. El sistema permite conocer con una precisión de 3.6 mm el lugar en el que se encuentra la pelota cada 2 milisegundos incluso aunque esté tapada por dos jugadores o agarrada por el portero.

Menos de un segundo de reacción para saber si ha sido gol

Con la información de la situación del balón en todo momento, el sistema es capaz de determinar cuándo la pelota ha sobrepasado completamente la línea de gol, justo lo necesario según el reglamento para que sea gol. Así, aunque en las imágenes a pie de campo o incluso con las de televisión, el ojo no sea capaz de determinar si el balón ha entrado a la portería, el sistema Goal-Control 4D sí que nos da esa información basándose en la localización en tres dimensiones de la pelota.

Si el sistema determina que esto ha ocurrido, en menos de un segundo el árbitro recibe la información en un reloj que vibra mediante un mensaje de alerta. Los datos son enviados por el sistema de forma inalámbrica y protegida.

goalcontrol reloj

Si no lo crees, te lo repiten

Aunque en principio la FIFA solo contempla que la información sobre si ha sido gol o no la tenga el árbitro, el sistema almacena las imágenes de cada cámara e información generada para resolver dudas o reclamaciones en caso de que las hubiera. Y abre la puerta a que, como pasa en el tenis, en televisión o incluso las pantallas del estadio, el gol pueda ser recreado de forma virtual para alegría (o desilusión) de los aficionados de ambos equipos.

El sistema GoalControl-Replay realiza una recreación en tres dimensiones que puede manejarse a demanda y da un añadido tecnológico más a este pequeño paso para el fútbol profesional.

 

Fuente: xataka.com

Las cámaras ya no sólo vigilan al jugador: así es la tecnología que evita el gol fantasma