Lo que hay que saber sobre los piratas de cámaras web

¿Has visto las noticias sobre sitios web extranjeros que están mostrando transmisiones en vivo de cámaras inalámbricas inseguras — como cámaras para filmar niñeras, monitorear bebés, y cámaras de seguridad— instaladas en EE.UU. y en el mundo entero? Es algo espeluznante, pero te contamos algunos pasos que puedes seguir para proteger tu cámara de las miradas indiscretas.

Si estás por comprar una cámara que funciona sobre un protocolo de internet (IP), busca una que tengan funciones de seguridad para ayudarte a proteger tu privacidad. Te conviene comprar una cámara que codifique los datos que transmite. Asegúrate de que tanto la cámara como la red inalámbrica de tu casa usen protocolos de seguridad. La codificación WPA2 es el sistema que ofrece mayor protección.

Cuando ya hayas comprado tu cámara IP, revisa sus funciones de seguridad y mantén actualizado el software. Si compraste una cámara que codifica los datos — y espero que lo hayas hecho — activa esta función.

Los piratas informáticos están familiarizados con las contraseñas más comunes, así que asegúrate de cambiar la contraseña predeterminada de la cámara IP por una contraseña que sea difícil de adivinar. Y comprueba que la página de inicio para acceder a tu cámara tenga un URL que comience con las letras https.

Por último, para consultar más recomendaciones lee el artículo de la FTC sobre cómo usar las cámaras IP de manera segura.

Anuncios