¿Qué elegir: talento o experiencia?

Si vas a emprender un negocio y no quieres fracasar como el 75% de las nuevas empresas que comienzan, tendrás que centrarte en la contratación de nuevos empleados. Cuando esto se hace al inicio de la formación de una empresa, lo normal es tener que decidir entre el talento y la experiencia. Hay posibilidades de que encuentres en algunos candidatos esos dos requisitos, pero normalmente tendrás que elegir un requisito sobre el otro, aunque ambos son increíblemente valiosos para tu negocio.

Adaptación
A diferencia de los que tienen experiencia, los que tienen talento tienden a ser más abiertos a los cambios y a adaptarse a diferentes situaciones. Sin embargo, esto no significa necesariamente que los empleados experimentados rechacen el cambio por completo, ya que tienen suposiciones sobre lo que funciona y lo que no en base a sus éxitos y fallos anteriores

Dedicación o esmero
No cabe duda de que las personas con una gran experiencia muestran una gran dedicación y saben qué hay que hacer cuando las cosas van mal. Además si estas personas se quedaron con los empleadores anteriores una cantidad de tiempo significativa, sin duda podría ser una señal de longevidad laboral (sin embargo, la longevidad laboral no siempre conduce a la productividad).

Por otro lado las personas con talento pero sin experiencia tendrán mucho más esmero para enterarse de cómo quieres que hagan las cosas y le pondrán ganas aunque no siempre les salga bien o cometan fallos.

Cuidado con el ego
Independientemente de si son candidatos con o sin experiencia, todos tendrán un ego. Aunque lo normal es que tenga un ego más alto los que más experiencia profesional tienen, porque creen que ya lo sabe todo y es más difícil hacerles cambiar de opinión.

Después de todo, parece claro que en términos de lealtad siempre será mejor un candidato con talento. Como propietario de una empresa encontrará en un candidato con talento a alguien más agradecido y con más disposición a aprender y adaptarse a su nueva empresa. Aunque al final, ¡tú decides!

Fuente

¿Sabes cuál es tu talento y cómo potenciarlo?

¿Sabes cuál es tu talento y cómo potenciarlo?

¿Qué es el talento? Es la especial capacidad intelectual o aptitud que una persona tiene para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad. Todos tenemos alguno, algo que se nos da realmente bien hacer. Muchos aún no saben cuál es el suyo, ¿y tú?

1. Identifícalo
Es el momento de que sepas ver cuál es tu talento: quizás tienes una perfecta redacción y una capacidad buenísima de comunicar a través de ella, o tienes cierto talento para el dibujo, para los idiomas, para la música… Es cuestión de ser consciente de qué es lo que no se nos da bien hacer y de qué cosas hacemos con gran facilidad y habilidad.

2. Estimúlalo y hazlo crecer
¿Cómo? Tan sencillo como sacándole el máximo provecho posible. Apúntate a clases de mejora, dedica unas horas todos los días a perfeccionarlo, especialízate en ello… Si cuando tenemos un talento concreto sabemos exprimirle hasta la última gota, se convertirá en nuestra pasión y probablemente en nuestro modo de vida.

3. Intenta vivir de él
Nada mejor que vivir y trabajar de lo que te gusta y se te da bien. Cuando tienes talento para algo, hacerlo se convierte en un placer (siempre y cuando lo hayas perfeccionado al máximo). Destaca sobre los demás, busca ser el mejor en tu campo, trabaja en ello y vuélcate en el ámbito profesional.

4. Disfrútalo al máximo
Hay muchísimas personas que no saben disfrutar de sus habilidades, de su talento y de su “don”. Si te gusta disfrútalo, vívelo con pasión y hazlo parte de ti, de tu vida. Encontrarás una estupenda manera de trabajar a la vez que disfrutas y haces disfrutar a los demás con tu especial talento.

Fuente