El automóvil de Google no tiene volante porque los humanos somos poco confiables

Pruebas internas de la compañía así lo habrían revelado.

Bien conocido es el proyecto de Google para crear un auto que se maneja solo, razón por la cual la compañía mostró un diseño inicial que no posee volante ni pedales de control. Sin embargo, regulaciones legales en Estados Unidos obligaron a la empresa a incluir un sistema de respaldo para que un humano tome el control en caso de emergencia, integrándose de vuelta el volante.

Pero ahora, Google se rebela y argumenta porqué no desea esta clase de controles en su diseño final, sacando la voz a través de Astro Teller, director de la división Google X que trabaja en el proyecto y quien emitió una polémica frase:

Los humanos no son un sistema de respaldo confiable para el sistema que se maneja solo.

Esto viene a raíz de las recientes pruebas que la empresa está realizando de su tecnología, la cual utiliza a empleados de Google para llevar a cabo las primeras conducciones en ambientes de la vida real. En ellas, es necesario llevar manualmente el vehículo hacia una zona de autopista y luego dejarlo andar, para después retomar el control una vez que se abandona el camino establecido para las pruebas.

En el transcurso Google pide a los pasajeros que se fijen con atención en el comportamiento del automóvil, sin embargo, las pruebas revelan que el ser humano fácilmente se desentiende del asunto una vez que el auto se maneja solo. Esto, según Teller, trajo consecuencias “poco bonitas” durante los experimentos.

Entonces, la idea de la compañía es desarrollar su tecnología por completo hasta que no sea necesario depender de los humanos para ninguna parte del proceso, eliminado así la necesidad de incluir un volante en el diseño del carro. Porque claro, al parecer los humanos somos demasiado poco confiables y las máquinas sí.

Fuente

Anuncios