Microsoft explica cómo se dará la actualización a Windows 10

Compartió los distintos escenarios de actualización desde Windows 7 y 8.1, además de las versiones empresariales.

Ha pasado el tiempo suficiente para conocer cada detalle de Windows 10, sistema operativo que estará disponible en 7 versiones y será completamente gratuito para los usuarios con licencia válida de Windows 7 y Windows 8.1. Hasta ahora se desconocía cómo funcionarían las actualizaciones, pero Microsoft por fin ha esclarecido las cosas.

Según informa WinSuperSite, de la versión del sistema operativo que será actualizado dependerá la versión que estará disponible para su descarga. Fue el encargado de productos de Microsoft Australia, Alex Snelson, quien compartió los escenarios para la actualización a Windows 10 desde versiones anteriores.

En primer lugar, las versiones que estarán disponibles gratuitamente desde Windows Update son Windows 10 Home y Windows 10 Pro, mientras que el resto deberán adquirirse bajo licencia por volumen o de fabricante.

Si el equipo cuenta con la licencia original de la edición Windows 7 u 8.1 Home Basic/Home Premium podrá actualizar a la versión Windows 10 Home. Por otro lado, si el equipo cuenta con la edición Windows 7 Professional/Ultimate u Windows 8 Pro la actualización corresponde a Windows 10 Pro.

Cabe recordar que durante el primer año la actualización será gratuita y se dará a través de Windows Update una vez que el equipo cuente con las actualizaciones pertinentes, las cuales incluyen el instalador de Windows 10. Fueron excluidos de las actualizaciones gratuitas las versiones Windows Enterprise y Windows RT.

Por el momento se desconoce si Microsoft permitirá descargar el ISO de Windows 10 RTM y usar la licencia del producto original que puede activar Windows 7 y 8.1, según corresponda la versión, para realizar instalaciones limpias. Se espera que la nueva versión del sistema operativo esté disponible a entre el final de julio y los primeros días de agosto.

Fuente

La biblioteca de Osama Bin Laden

Documentos desclasificados muestran el interés del líder de Al Qaeda por Noam Chomsky

Bin Laden

Osama Bin Laden tenía muy claras sus prioridades a la hora de sembrar el terror. Estas pasaban por acabar con la vida de todos los norteamericanos que fuera posible, dejar de lado los conflictos internos con regímenes de Oriente Próximo y la creación de un Estado islámico, según documentos hechos públicos hoy miércoles por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional y que fueron incautados por los Navy Seals durante la operación en Pakistán en la que murió el líder de Al Qaeda.

Pero al margen del debate sobre las tácticas —que no pareció ser fructífero a juzgar por el actual estado de la situación internacional—, los documentos desclasificados permiten conocer los intereses literarios del fundador del grupo terrorista, cuya imagen estaría más cercana a la de un viejo recluido en una cárcel —y que solicita lecturas a sus visitantes— que a la de un líder cuyas órdenes no eran discutidas.

Bin Laden resultó ser un ávido lector de, por ejemplo, Noam Chomsky, autor de dos de los 39 libros digitales en inglés que aparecen en la lista aportada por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional. Otras obras que el líder de Al Qaeda consultó durante sus días en Abbottabad fueron el texto del reputado periodista Bob Woodward, Las Guerras de Obama; Cristiandad e Islam en España, 756-1031, de C. R. Haines; o Ascensión y caída de los grandes poderes, de Paul Kennedy.

Sorprendentemente, hay 19 títulos en francés, entre ellos un manuscrito sin publicar que se titula ¿Causó Francia la Gran Depresión? En opinión de Jeffrey Anchukaitis, portavoz de ODNI (siglas en inglés de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional), todo apuntaría a que Bin Laden tenía interés en atacar la economía francesa con la esperanza de que un colapso económico en ese país de Europa provocaría otro en Estados Unidos y el resto del mundo occidental.

Sigue leyendo