Primera patente universitaria de República Dominicana

ONAPI CONCEDIÓ LA PATENTE DE MODELO DE UTILIDAD A LA UNIVERSIDAD TRAS CERTIFICAR QUE EL “CATALIZADOR DE CALENTAMIENTO AUTOMÁTICO EN MOTORES DE COMBUSTIÓN INTERNA”, POSEE CARÁCTER DE NOVEDAD MUNDIAL

Primera patente universitaria de República Dominicana

SANTO DOMINGO. El Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) se convirtió ayer en la primera universidad de la República Dominicana en obtener una patente de invención por el Catalizador de calentamiento automático en motores de combustión interna, desarrollado por los estudiantes Francarlos Esteban Bencosme Ferreras y Keyron Figueroa Guichardo, ambos de 21 años de edad.

La Oficina Nacional de Propiedad Intelectual (ONAPI) concedió la patente, tras certificar que la invención “posee carácter de novedad mundial, nivel inventivo y aplicación industrial”, de acuerdo a lo que establece la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial. La institución fue notificada mediante la resolución 189-2016, del 15 de agosto pasado, y que fue suscrita por Luisa Castillo Bautista, directora de Invenciones de ONAPI.

INTEC sometió la solicitud de patente a ONAPI el 8 de agosto de 2014, y desde entonces agotó los procedimientos de forma y fondo para el otorgamiento. Los estudiantes desarrollaron la invención con el acompañamiento de los docentes y utilizando los laboratorios del Área de Ingeniería de la universidad, con el apoyo financiero del Fondo de Capital Semilla del Centro de Emprendimiento e Innovación, adscrito a la Vicerrectoría de Investigación y Vinculación del INTEC.

El Rector del INTEC, Rolando M. Guzmán, afirmó que la obtención de esta patente no es un logro exclusivo del INTEC y de los intecianos, sino de todo el sistema de educación superior.

“Esto representa un cambio cualitivo de mucha importancia para el sistema de educación superior dominicano porque indica que el mismo ya cuenta con las capacidades para la transformación del conocimiento en generación de productos tecnológicos de valor agregado. La obtención de esta patente indica un despertar esperanzador de las capacidades innovación, investigación y desarrollo de nuestro sistema en beneficio de la competitividad nacional”, argumentó Guzmán.

En tanto que Sandy Lockward, directora de ONAPI, manifestó la satisfacción y alegría que envuelve el otorgamiento de esta patente a una universidad dominicana, al señalar que “este logro refuerza el compromiso del Gobierno dominicano con la innovación patentable, la investigación aplicada y la vinculación de las universidades con la industria nacional como aporte esencial para el desarrollo de nuevos avances tecnológicos”, dijo.

Aseguró que INTEC hace historia al obtener una patente verde porque el catalizador reduce en gran medida las emisiones de dióxido de carbono y otros metales pesados en menos tiempo, colaborando con el medioambiente.

El vicerrector de Investigación y Vinculación del INTEC, Víctor Gómez Valenzuela, anunció que la universidad depositará seis solicitudesde patentes antes de finalizar este año. Mientras que el viceministro de Educación Superior, Plácido Gómez, valoró la capacidad de gestión demostrada por el INTEC para obtener la patente.

Sobre el Catalizador de calentamiento Automático

Victor Gómez Anne Sophie Tejeda Sandy Lockward Francarlos Esteban Bencosme y Rolando M. Guzmán

El Catalizador es un dispositivo de tratamiento que se coloca en el tubo de escape de los vehículos y se encarga de convertir los gases de poca estabilidad molecular, que son dañinos para las personas y el medio ambiente, en productos de alta estabilidad molecular y con reactividad casi nula. A medida que los gases pasan a través de él, los contaminantes son depurados mediante un proceso de reacción química y se convierten en sustancias inocuas presentes en la atmósfera como son vapor de agua, nitrógeno y dióxido de carbono.

Actualmente existen catalizadores de vehículos que reducen los gases contaminantes, pero estos empiezan a funcionar luego de que se han recorrido aproximadamente 10 kilómetros tomándose de 8 a 15 minutos, dependiendo de la velocidad, que es cuando alcanzan la temperatura requerida de entre 400 y 700 grados celcius.

El Catalizador de calentamiento automático patentado por el INTEC es una innovación que varía de los modelos existentes en el mercado, ya que entra en funcionamiento inmediatamente se enciende el vehículo, reduciendo la contaminación directa en hasta un 90%, y alcanzando su temperatura ideal de trabajo cuando se ha recorrido solo un kilómetro, lo que equivale a cerca de dos minutos.

Este modelo de catalizador no es solo aplicable a los vehículos, también puede funcionar en industrias que utilizan motores de combustión, y que contaminan el medio ambiente, ya que el sistema se puede adaptar al tubo de escape de plantas eléctricas a base de gasoil.

La patente como  Modelo de Utilidad fue concedida por un periodo de 15 años, improrrogables, contados a partir de la fecha de presentación de la misma, según lo establece la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial.

Francarlos y Keyron nos hablan sobre el catalizador en este vídeo.

Fuente

Anuncios

Informática en femenino

Walter Isaacson, el biógrafo de Steve Jobs, rinde homenaje a las mujeres pioneras de la tecnología, como Grace Hopper

No cabe duda de que el conjunto heterogéneo de emprendedores, innovadores, hackers (piratas informáticos) y otros gurús que comúnmente identificamos como líderes de la revolución informática está mayormente compuesto por hombres. Gates, Jobs, Wozniak, Hewlett, Packard, Ellison, Zuckerberg… Los grandes apellidos de la industria están asociados a nombres masculinos. Sin embargo, son muchas de las mujeres que han contribuido al desarrollo de la computación, a pesar de que ellas no son recordadas tan a menudo.

Ahora, el periodista Walter Isaacson, quien fuera el biógrafo de Steve Jobs, pretende dar justo crédito a algunas de estas mujeres, además de a otros personajes cuyas contribuciones no se han valorado como se debiera. En su último libro The Innovators (“los innovadores”) repasa la complicada historia de la revolución digital, tratando de dar a cada César lo que es suyo.
Sigue leyendo

Crean el primer bazo humano integrado en un chip

Crean el primer bazo humano integrado en un chip

Investigadores del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB) y del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han desarrollado por primera vez un modelo funcional de un bazo integrado en un chip que es capaz de actuar como este órgano filtrando los glóbulos rojos de la sangre.

El bazo es un órgano situado en el costado izquierdo, por encima del estómago. Con un tamaño similar al de un puño, forma parte del sistema linfático, que ayuda a proteger al cuerpo, eliminando los glóbulos rojos viejos y otros cuerpos extraños del torrente sanguíneo para ayudar a combatir las infecciones.

Este chip ha conseguido recrear a microescala las propiedades físicas y las fuerzas hidrodinámicas de la unidad funcional de la pulpa roja del bazo y, según los autores, este dispositivo podría servir para detectar posibles fármacos contra la malaria y otras enfermedades hematológicas como la anemia hemolítica.

La idea original de crear un “bazo en un chip” surgió del grupo de trabajo del profesor Hernando del Portillo, del Instituto Catalán de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) del CRESIB, que estudia desde hace varios años el papel del bazo en la malaria, y del doctor Josep Samitier, director del IBEC, quien estudia las propiedades reológicas de la sangre, incluyendo aquella parasitada por malaria, para desarrollar sistemas de diagnóstico.

“Debido a las limitaciones éticas y tecnológicas de estudiar el bazo humano, conocido como la caja negra de la cavidad abdominal, ha habido muy pocos avances en su estudio”, dijo Del Portillo.

“El bazo filtra la sangre mediante un método único, haciéndola microcircular a través de lechos de filtración formados por la pulpa roja del bazo en un compartimento especial donde el hematocrito (el porcentaje de células rojas de la sangre) se ve aumentado, de modo que los macrófagos especializados pueden reconocer y destruir glóbulos rojos enfermos”,  dijo Antoni Homs, investigador del IBEC y coautor del estudio.

“El sistema, que simula la microcirculación de la sangre, ya se ha probado con glóbulos rojos humanos sanos y con infectados por el parásito de la malaria”, agrego.

Este tipo de dispositivos, conocidos como órganos en un chip, permite obtener sistemas para la búsqueda de nuevos fármacos o nuevos métodos de diagnóstico. Además, permite avanzar en el conocimiento de los órganos y sus enfermedades reduciendo el uso de ratones u otros animales de laboratorio.

Fuente: unocero