Forajidos en la Red

La llamada ciberdelincuencia se ha convertido en una estructura cada vez más organizada

El crimen también se actualiza. Sobre todo si es en Internet. La llamada ciberdelincuencia se ha convertido en una estructura cada vez más organizada, donde cada eslabón se especializa en una fase del delito: entra, hace su parte, y sale. En los entresijos de la web, la información sensible se convierte en oro. Credenciales, cuentas bancarias, datos personales, correos electrónicos. Cuanto más comprometida sea la información, mayor será el precio que se pague por ella.

Sigue leyendo