“Europa debe prepararse para la ‘uberización’ de la industria”

El contrato del gestor del sistema de nombres de dominios (DNS) con EE UU termina en septiembre


Fadi Chehadé, presidente de ICANN. / CONSUELO BAUTISTA

“El futuro de Internet es el móvil. Y el futuro de la industria telefónica es Internet. Ambos están estrechamente relacionados. Si uno crece, el otro también”, dice Fadi Chehadé. Dirige la organización que gestiona el sistema de nombres de dominios (DNS). El corazón de la Red.

Hasta hace un par de años había 22 dominios de primer nivel, los .com o .edu, además de los propios de cada país (como .es). Desde la llegada de este ciudadano de Egipto, Líbano y Estados Unidos a la presidencia, se han disparado. ICANN abrió la posibilidad de registrar nombres enteros y en diferentes grafías. Aún está por ver que triunfen: de los 280 millones registrados en 2014, solo el 1,4% eran de los nuevos, según Verisign.

“Era importante tener mayor diversidad lingüística para extender el uso de la Red por el mundo. Actualmente existen en árabe, chino, farsi, ruso… Y respecto al resto, se ha ampliado la capacidad de elección del consumidor”. Si hasta 2013 había una veintena de dominios de primer nivel, “ahora casi hay 500”, dice. “Indudablemente hay elección y las posibilidades de usar el DNS son infinitas. Para las marcas, para desarrollar nuevos modelos de negocio… Gracias al dominio .cat comprendimos la potencia del sistema para etiquetar comunidades. Si ahora tenemos cientos de millones de direcciones web, tendremos varios cientos más. Y el sistema de dominios se convertirá en el autentificador”.
Sigue leyendo