Cuatro curiosas anécdotas sobre Steve Jobs

Ser el cofundador de una empresa del tamaño de Apple, debe darte alguna que otra curiosidad, sin duda. Si además sumamos una personalidad tan peculiar, obtendremos decenas de anécdotas sobre Steve Jobs. En este artículo os contaremos cuatro historias que nos muestran su lado más humano, su lado más simpático o la visión de futuro que le caracterizaba.

Una persona en los momentos difíciles

La primera de las anécdotas sobre Steve Jobs nos lo dibuja como una persona cercana, capaz de estar en los momentos difíciles. Refleja el lado más personal del cofundador de Apple, cuando Heidi Roizen (jefa de una empresa que distribuía software para Mac) perdió a su padre.

El 1 de marzo 1989 Steve me llamó para hablar de una negociación, y como era Steve contesté la llamada, a pesar de que acababa de enterarme la noche antes de que mi padre había muerto repentinamente mientras estaba en un viaje de negocios en París. Cuando le conté a Steve lo que había pasado, dijo: entonces, ¿por qué estás trabajando? Tienes que ir a casa. Voy para allá.

[…] Él me pidió que hablara sobre mi padre, lo importante de él, lo que más me gustaba de él. La madre de Steve había fallecido unos meses antes, así que creo que estaba identificado en particular con lo que sentía y lo que tenía que hablar. Siempre recordaré y apreciaré lo que hizo por mí ayudandome a llorar.
Sigue leyendo