Alphabet y su ‘abc.xyz’ marcan el declive de los .com

xyz

Durante los últimos dos años, la ICANN (Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet) ha ido lanzando al mercado, sin prisa pero sin pausa, una amplia hornada de nuevas extensiones de dominio de primer nivel (gTLD).

Una de las principales razones para dar ese paso fue, sencillamente, la escasez de nombres de dominio libres en las tradicionales extensiones .com, .org, .net, etc, que -junto a las propias de cada país, como nuestro .es- llevan tiempo siendo la opción por defecto de cualquier proyecto web.

De hecho, hemos llegado hasta el extremo de que la expresión ‘puntocom’ ha pasado a simbolizar al propio sector de la economía digital, dando lugar a un abuso de los dominios .com, ya permitió popularizarse en su momento a los dominios .co, que ofrecían una amplia gama de términos simples.

Sigue leyendo

“Europa debe prepararse para la ‘uberización’ de la industria”

El contrato del gestor del sistema de nombres de dominios (DNS) con EE UU termina en septiembre


Fadi Chehadé, presidente de ICANN. / CONSUELO BAUTISTA

“El futuro de Internet es el móvil. Y el futuro de la industria telefónica es Internet. Ambos están estrechamente relacionados. Si uno crece, el otro también”, dice Fadi Chehadé. Dirige la organización que gestiona el sistema de nombres de dominios (DNS). El corazón de la Red.

Hasta hace un par de años había 22 dominios de primer nivel, los .com o .edu, además de los propios de cada país (como .es). Desde la llegada de este ciudadano de Egipto, Líbano y Estados Unidos a la presidencia, se han disparado. ICANN abrió la posibilidad de registrar nombres enteros y en diferentes grafías. Aún está por ver que triunfen: de los 280 millones registrados en 2014, solo el 1,4% eran de los nuevos, según Verisign.

“Era importante tener mayor diversidad lingüística para extender el uso de la Red por el mundo. Actualmente existen en árabe, chino, farsi, ruso… Y respecto al resto, se ha ampliado la capacidad de elección del consumidor”. Si hasta 2013 había una veintena de dominios de primer nivel, “ahora casi hay 500”, dice. “Indudablemente hay elección y las posibilidades de usar el DNS son infinitas. Para las marcas, para desarrollar nuevos modelos de negocio… Gracias al dominio .cat comprendimos la potencia del sistema para etiquetar comunidades. Si ahora tenemos cientos de millones de direcciones web, tendremos varios cientos más. Y el sistema de dominios se convertirá en el autentificador”.
Sigue leyendo

Cuánto cuestan los dominios más caros de Internet

Google pagó US$25 millones para hacerse con los derechos exclusivos del dominio genérico .app en Internet.

Es la cifra más alta en la historia de las subastas que organiza la ICANN, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números.

Cuando un dominio se asigna mediante subasta, significa que varias compañías mostraron interés en comprarlo.

En este caso, Google logró vencer a otros 12 competidores, entre ellos Amazon, para controlar este dominio.

La consecuencia es que Google tiene ahora los derechos exclusivos para vender cualquier nombre de dominio que termine en .app (que en inglés es la abreviatura de aplicación).

La ICANN comenzó a subastar estos dominios (llamados de nivel superior genérico) en junio de 2014.
Sigue leyendo