Internet está siendo atacada por tiburones

Una parte de Internet se puede tocar y morder. Los tiburones lo saben. Google responde con kevlar.

En algunas ocasiones resulta difícil imaginar algo tangible al hablar acerca de Internet. Sin embargo, una de las partes más importantes de la red está compuesta de tubos, cables y aparatos que consumen una gran cantidad de electricidad: la infraestructura.

Estos componentes no suelen ser notorios, sino hasta que alguno falla, aislándonos del mundo virtual al que nos encontramos tan acostumbrados. Lo supo Andrew Blum, cuando una ardilla le dio la inspiración necesaria para escribir el libro Tubos: En busca de la geografía física de Internet.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: