Un 43,3 % de la población mundial tiene acceso a internet

SEGÚN EL INFORME MEDICIÓN DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

EFE
Ginebra
Un 43,3 % de la población mundial, unos 3.200 millones de personas, tienen acceso a internet aunque la velocidad a la que pueden conectarse y la capacidad de descarga varían en función del desarrollo de la región del mundo donde vivan, según el informe Medición de la Sociedad de la Información.

El texto, publicado hoy por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), revela también que actualmente existen en el mundo unos 7.100 millones de suscripciones al servicio móvil.

Asimismo, más del 95 % de la población mundial puede recibir una señal móvil celular.

Sigue leyendo

Anuncios

México aún es limitado en el internet de las cosas: The CIU

De acuerdo con la consultora, México aún tiene limitaciones para el desarrollo del internet de las cosas, mismas que van desde la baja conectividad, hasta el tipo de tecnología móvil a la que se tiene exceso.

Usuarios de PC

El desarrollo del internet de las cosas en México aún se encuentra restringido, no sólo por las limitaciones de conectividad, su falta de infraestructura y su reducida industria de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), sino también por el tipo de tecnología móvil a la que los usuarios tienen acceso.

De acuerdo con la consultora The CIU, la idea de contar con una variedad de dispositivos interconectados, presenta para México el reto de alcanzar un alto nivel de conectividad, ya que tecnologías como Bluetooth, Wi-Fi, Banda Ancha Móvil, entre otras, serían los habilitadores de las múltiples conexiones entre objetos y dispositivos.
Sigue leyendo

Forajidos en la Red

La llamada ciberdelincuencia se ha convertido en una estructura cada vez más organizada

El crimen también se actualiza. Sobre todo si es en Internet. La llamada ciberdelincuencia se ha convertido en una estructura cada vez más organizada, donde cada eslabón se especializa en una fase del delito: entra, hace su parte, y sale. En los entresijos de la web, la información sensible se convierte en oro. Credenciales, cuentas bancarias, datos personales, correos electrónicos. Cuanto más comprometida sea la información, mayor será el precio que se pague por ella.

Sigue leyendo