¿Cómo conducir durante un sismo? Nueve consejos a tomar en cuenta

Cuando un sismo ocurre, mientras se conduce un vehículo existen algunas recomendaciones de seguridad para evitar accidentes por el movimiento telúrico. Foto: Armando Lara/ EL COMERCIO
Cuando un sismo ocurre, mientras se conduce un vehículo existen algunas recomendaciones de seguridad para evitar accidentes por el movimiento telúrico. Foto: Armando Lara/ EL COMERCIO

Los sismos no son previsibles, pueden ocurrir cuando esté en su hogar, en su trabajo o incluso en el interior de un vehículo. Por eso, es importante saber cómo actuar antes y después de un temblor o terremoto si es que está conduciendo.

En ocasiones, no es fácil darse cuenta del movimiento de la tierra a bordo del automotor. A veces se presenta como si algo anduviera mal con el automotor, explica Jesús Gómez, asesor técnico de Educación y Seguridad Vial de Aneta. Cuando perciba esta situación, dice, debe usar sus sentidos y mirar alrededor para ver la reacción de las personas. Una vez que detecta el sismo, Gómez recomienda seguir algunos pasos:

1. Reduzca la velocidad, encienda las luces de emergencia y busque rápidamente un sitio cercano, a un costado de la vía, para detenerse. Es probable que haya más vehículos a su alrededor y algunos conductores pudieran entrar en pánico, por lo que es necesario que se enfoque en la seguridad al manejar. Procure no estacionarse debajo de puentes, pasos elevados, líneas eléctricas, árboles o cualquier objeto que pueda caer a su vehículo.

2. Apague el motor y ponga el freno de mano, pero no abandone el vehículo hasta que se detenga el sismo. Este puede servir como una protección ante materiales que estén cayendo en el exterior. Póngase en una posición segura. Revise que no tenga heridas y encienda la radio para escuchar las noticias.

3. Una vez que pase el movimiento telúrico, salga del vehículo y evalúe los daños para asegurarse de que pueda seguir conduciendo.

4. Encienda de nuevo el vehículo y transite a baja velocidad con las luces encendidas, ya que pueden ocurrir réplicas. No conduzca a través de inundaciones, cableado eléctrico o grietas en la carretera porque puede quedarse atrapado.

5. Evite los puentes y pasos elevados en el camino de regreso, pueden tener daños que no son visibles.

6. Recuerde que la alarma del automotor puede fallar debido al terremoto.

7. Si al vehículo le cae una torre eléctrica, se recomienda que permanezca en el interior del automotor hasta que un profesional quite el poste. Así se reduce la posibilidad de que se electrocute. No toque a un vehículo que le haya caído una torre eléctrica.

8. No ingrese a túneles si percibe que está ocurriendo un sismo. Si ya entró, encienda las luces, detenga el vehículo a un costado y camine hasta la salida. Si está próximo a salir del túnel mientras está conduciendo, no se detenga hasta abandonar el túnel y estacione afuera, tomando en cuenta a los otros vehículos.

9. Dependiendo de la magnitud de los daños, deberá permanecer en su vehículo por el cierre de vía o abandonarlo para llegar hasta su destino. Por eso, se recomienda llevar una mochila con: linterna con pilas, botellas de agua, alimento o barras energéticas, zapatos, manta de emergencia, botiquín de primeros auxilios, radio a batería, guantes, fósforos, navaja, medicamentos personales y un silbato.
Fuente

Anuncios

Nuestro rostro será la nueva llave para entrar en los coches

Nuestro rostro será muy importante para abrirnos muchas puertas en el futuro. Al menos así lo creen en Ford, que consideran que nuestra cara debe ser la llave del futuro, la clave para que cuando entremos en el coche éste ya esté configurado conforme a nuestros gustos.

reconocimiento facial

Ford e Intel están trabajando codo con codo para que configurar los coches sea más sencillo, más intuitivo. ¿Por qué? Porque la cantidad de sistemas multimedia, sensores, configuraciones… que van a llegar a los vehículos en los próximos años harán un poco más complicada esta tarea.

Imagina que para arrancar el coche tengas que configurar tantos dispositivos que estés un par de minutos realizando todas estas tareas. No es útil y rompe una norma básica: hacer las cosas complicadas lo más sencillas posibles. La solución radica en el reconocimiento facial, un paquete de tecnología en el que están trabajando Ford y Intel.
Sigue leyendo