¿Quién fue el creador del hipertexto de la web y qué le inspiró para hacerlo?

 

1024px Sir Tim Berners Lee

Tim Berners-Lee creció en la periferia de Londres durante la década de 1960, y como muchos otros chicos de su edad (como Bill Gates o Steve Jobs), fue un gran aficionado a la electrónica. Sin embargo, Berners-Lee también era aficionado a otra cosa.

Desde pequeño, consultaba obsesivamente un libro que estaba por casa, un libro de la época victoriana cuyo título podía traducirse como “Averiguaciones a propósito de todas las cosas”, y que le permitía leer toda clase de curiosidades sin conexión entre sí. No había capítulos, ni temas asociados, todo era un caos que te permitía ir saltando caprichosamente de uno a otro tema.

Este libro y el placer que le proporcionaba saltar aleatoriamente por distintos temas le inoculó la idea de que nuestro cerebro funciona a través de asociaciones, no de jerarquías de temas rígidos. Ver una cosa puede hacernos pensar en otra. Por ejemplo, el color rojo de aquel vestido, pensamos en la sangre, de la sangre saltamos al miedo a la sangre, después a los miedos más generales del ser humano, luego al valor, etc.
Sigue leyendo

Informática en femenino

Walter Isaacson, el biógrafo de Steve Jobs, rinde homenaje a las mujeres pioneras de la tecnología, como Grace Hopper

No cabe duda de que el conjunto heterogéneo de emprendedores, innovadores, hackers (piratas informáticos) y otros gurús que comúnmente identificamos como líderes de la revolución informática está mayormente compuesto por hombres. Gates, Jobs, Wozniak, Hewlett, Packard, Ellison, Zuckerberg… Los grandes apellidos de la industria están asociados a nombres masculinos. Sin embargo, son muchas de las mujeres que han contribuido al desarrollo de la computación, a pesar de que ellas no son recordadas tan a menudo.

Ahora, el periodista Walter Isaacson, quien fuera el biógrafo de Steve Jobs, pretende dar justo crédito a algunas de estas mujeres, además de a otros personajes cuyas contribuciones no se han valorado como se debiera. En su último libro The Innovators (“los innovadores”) repasa la complicada historia de la revolución digital, tratando de dar a cada César lo que es suyo.
Sigue leyendo